¿Qué son Las líneas de financiación ICO?

Las “líneas ICO” son líneas de financiación destinadas a autónomos, empresas y entidades públicas y privadas, españolas o extranjeras, así como particulares o comunidades de propietarios, siempre y cuando tengan alguna de las siguientes finalidades:

  • Los proyectos de inversión y/o las necesidades generales de la actividad, entre otras, necesidades de liquidez tales como gastos corrientes, nóminas, pagos a proveedores, compra de mercancía, etc.
  • Necesidades tecnológicas
  • Adquisición de activos fijos nuevos o de segunda mano.
  • Vehículos turismos e industriales
  • Adecuación y reforma de instalaciones
  • Adquisición de empresas.
  • Rehabilitación o reforma de edificios, elementos comunes y viviendas (IVA o impuestos análogos incluidos) en el caso de comunidades de propietarios, agrupaciones de comunidades de propietarios y particulares

En resumen, se trata de un sistema de financiación creado en marzo de 2020 para paliar la falta de liquidez de autónomos, pymes y empresas que se han visto afectados por la pandemia del COVID-19.

Estos créditos pueden cubrir hasta el 100% del proyecto o las necesidades de liquidez, en una o varias operaciones, con el límite de 1,5 millones de euros.

El plazo establecido en un principio para la concesión de esos avales finalizaba el 31 de diciembre de 2020, de acuerdo con lo establecido inicialmente en la normativa de la Unión Europea en materia de Ayudas de Estado. Sin embargo, este plazo se amplió posteriormente al 30 de junio de 2021 y, más tarde, hasta el 1 de junio de 2022.

 

¿Dónde puedo solicitarla?

Estos préstamos se deben solicitar a través cualquier banco colaborador con el ICO (https://www.ico.es/web/guest/ico-empresas-y-emprendedores/donde-solicitar), aunque la financiación se encuentra avalada hasta en un 80% por el ICO (el 70% en el caso de grandes empresas).

La entidad de crédito a quien se presente la solicitud de financiación será quien analice la solvencia del financiado y decida sobre su concesión. No obstante, las condiciones económicas se fijan siguiendo las indicaciones del ICO.

 

¿Qué modalidades y condiciones tienen estos préstamos?

Pueden revestir la forma de préstamo, leasing, renting o línea de crédito. El tipo de interés puede ser fijo o variable, y el plazo de amortización es de entre 1 y 10 años.

Los tipos de interés dependerán de la modalidad, plazo de amortización, etc. escogidos, aunque el ICO ha fijado unos límites (https://www.ico.es/ico-empresas-y-emprendedores/tipos-interes-tae).

Esta financiación es compatible con ayudas recibidas de las Comunidades Autónomas (CCAA) u otras instituciones.

Existe, además, la posibilidad de pactar un plazo de carencia del principal, que inicialmente era de doce meses. No obstante, en noviembre de 2020 este plazo de carencia se amplió hasta dos años. Esto supone que de la mayoría de los créditos comenzarían a amortizar el principal de sus préstamos ICO en el mes de junio de 2022 y, por ende, a pagar mucho más.

No obstante, ante la evidente situación de que muchos autónomos y empresarios no iban a poder atender a los pagos, el Consejo de Ministros ha aprobado extender un año más el periodo de carencia de estos créditos, de tal forma que se amplía hasta junio de 2023 el plazo permitido para comenzar a pagar el préstamo.

La solicitud para ello deberán hacerla en la entidad financiera que haya concedido el préstamo y corresponde a ésta la decisión sobre su aprobación.