Young geek hacker stealing passwordTe contamos de primera mano como David venció a Goliat.. 

 

A base de fuertes sanciones se comienzan a evitar malas prácticas que perjudicaban al ciudadano.  Las más castigadas son las empresas de telecomunicaciones, hasta tal punto que están reservando un fondo de contingencia para asumir las futuras sanciones que podrían imponérseles por el incumplimiento de la normativa sobre tratamiento de datos de carácter personal

 

 

Un caso real.

Nuestro cliente recibía constantes reclamaciones por pequeñas facturas de telefonía impagadas cuyo titular era su padre recientemente fallecido.

Si Ud. está sufriendo constantes reclamaciones por pequeñas facturas impagadas de telefonía, reclamaciones enviadas tanto por la propia compañía de teléfonos como por empresas de gestión de cobros así como empresas de gestión de ficheros de moros, sepa que tiene un arma en su poder.

Probablemente, la cesión de datos llevada a cabo por la compañía telefónica a las empresas de gestión de cobros y de ficheros de morosos, como ocurrió en nuestro caso, no haya sido consentida,  vulnerando las disposiciones de la normativa de protección de datos.

Simplemente deberá denunciar dicho extremo a la Agencia Española de Protección de Datos quien se encargará de velar por el cumplimiento de la normativa y revisar si dicha cesión se ha llevado a cabo de un modo regular.

Si existe alguna vulneración, la Agencia de Protección de Datos sería intransigente e impondrá suculentas sanciones a la compañía telefónica, las cuales serán de obligado cumplimiento.

 

Para que se haga una idea…

Las sanciones que de modo genérico establece la Ley de Protección de Datos dependerán del tipo de infracción cometida que podrá graduarse como leve, grave o muy grave. Así la ley establece que:

  • Las infracciones leves serán sancionadas con multa de 900 a 40.000 €
  • Las infracciones graves serán sancionadas con multa de 40.001 a 300.000 €
  • Las infracciones muy graves serán sancionadas con multa de 300.001 a 600.000 €

El importe concreto de la sanción dependerá de las circunstancias concretas de cada caso, si bien la misma respetará los márgenes establecidos por la ley.